Sistema de bombeo solar

¿Cómo funcionan estos sistemas solares?

Los sistemas de bombeo fotovoltaico de agua convierten la radiación solar en electricidad a través de los paneles fotovoltaicos. Ésta será utilizada para alimentar las bombas eléctricas. La energía eléctrica producida por los módulos fotovoltaicos se emplea para alimentar motores de corriente continua o sirve para ser convertida en corriente alterna por el inversor. Dependiendo de la instalación, es posible almacenar energía en las baterías. Sin embargo, no siempre es necesario almacenar la energía producida porque la instalación de un depósito en la salida de la bomba permite almacenar agua y así obtener una reserva utilizable incluso sin sol. Otra opción, aunque menos común, es la conversión termodinámica que convierte la energía solar en energía mecánica para hacer funcionar la bomba solar.

Diagrama bomba de agua.png

Ventajas Principales de los sistemas de bombeo solar

  • Los sistemas fotovoltaicos se pueden usar no sólo para riego sino también para suministrar agua potable, purificación de agua y desalinización. El acceso al agua potable es esencial y, en ciertas regiones de los países en desarrollo del mundo, no siempre tienen este privilegio. Además, muchas comunidades rurales no están conectadas a un sistema centralizado para el suministro de agua potable. En estos casos, la tecnología de bombeo de agua solar fotovoltaica podría ser una opción adecuada.

  • Los sistemas de bombeo de bombeo fotovoltaico tienen costos más bajos a largo plazo en comparación con los sistemas de bombeo a diesel o gasolina.

  • Son sistemas fiables y requieren poco mantenimiento, ya que no requieren la presencia de un asistente durante las operaciones.

  • No se necesita almacenamiento de energía ya que el agua se puede almacenar por sí sola.

  • Los sistemas de bombeo de agua solar de alta modularidad pueden adaptarse a las eventuales necesidades de crecimiento.

  • Respetuosa con el medio ambiente, la tecnología de bombeo de agua solar no causa contaminación del aire, el agua o el ruido.